La Oración

La oración es el ejercicio espiritual a través del cual un creyente establece contacto directo con Dios. Conoce las distintas clases de respuestas que existen y los requisitos para recibir una respuesta.

A través de la Biblia Dios habla al hombre, a través de la oración el hombre habla a Dios.

La oración es posible sobre la base de parentesco que el creyente ha recibido como hijo de Dios (Romanos 8:15-17)

El sacrificio de Cristo le ha hecho posible el acceso a Dios (Hebreos 10:19-22)

La oración de manera general es hecha al Padre (Lucas 11:2; Juan 15:16; 16:23), en el nombre del Hijo (Juan 14:13-14) y por la gracia del Espíritu Santo (Efesios 6:18; Judas. 20).

Sin embargo, esto no significa que no se pueda elevar una oración directamente al Hijo (Hechos 7:59, Apocalipsis 22:20)

Interesante: Música Cristiana Instrumental para Orar

Para poder recibir respuesta a la oración es necesario cubrir, al menos los siguientes requisitos:

  • Tener fe (Marcos 11:24; Hebreos 11:6, Santiago 1:5-7)
  • Estar en la voluntad de Dios (1 Juan 5:14)
  • Tener una vida pura (Salmos 66:18, Proverbios 28:9, 1 Juan 3:22-23)
  • Orar con fervor (Santiago 5:17, )
  • Orar con perseverancia (Lucas 18:1-7)
  • Orar específicamente por lo que se necesita (Marcos 10:51; Hechos 12:5)

Existen diversas clases de respuestas que se pueden recibir de Dios, las más importantes son:

  • Cuando no hay respuesta (Santiago 4:3)
  • Respuestas inmediatas ( Isaías 65:24)
  • Respuesas que se retrasan (Job)
  • Una respuesta diferente a la esperada (2 corintios 12:7-9)

La oración es un ejercicio en el que el cristiano debe poner especial empeño, pues de ella dependerá en buen medida su fortaleza espiritual

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *