Creencias populares que no están en la Biblia

Damos por sentado que todo lo que hemos escuchado de la Biblia, en verdad está en la Biblia, parece obvio. Pero para sorpresa de muchos… algunas creencias populares NO están en la Biblia, hay muchas; pero aquí algunas.

Enseñanzas NO biblicas CUIDADO

Jonás se lo trago una ballena

La Biblia no especifica que fuera ballena, únicamente dice «un enorme pez«

El Señor, por su parte, dispuso un enorme pez para que se tragara a Jonás, quien pasó tres días y tres noches en su vientre.

Jonás 1: 17

María siguió siendo virgen ¡Falso!

María tuvo más hijos e hijas después de Jesús, es decir; Jesús tuvo hermanos carnales como cualquier familia de la época.

¿No es acaso el carpintero, el hijo de María y hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están sus hermanas aquí con nosotros?

Marcos 6: 2-5

Dalila le quitó el pelo a Sansón, ¡Falso!

Ella llamó a un hombre para que se lo quitara, no fué ella.

Después de hacerlo dormir sobre sus rodillas, ella llamó a un hombre para que le cortara las siete trenzas de su cabello. Así comenzó a dominarlo. Y su fuerza lo abandonó.

Jueces 16:19

María Magdanea era prostituta ¡Falso!

La concepción de que María Magdalena era una trabajadora sexual arrepentida proviene del papa Gregorio I, quien en el año 591 lo declaró así.

María Magdalena ha sido víctima de un crimen contra su reputación a lo largo de 1.400 años. La Iglesia Católica «limpió» su nombre en 1969.

Saulo de Tarso (Pablo) se cayó de un caballo

Cuando se relata la versión del llamado de Saulo de Tarso (su conversión) no se habla por ninguna parte de ningún caballo. Se ha asumido que cuando la Biblia dice «cayó a tierra» fué de un caballo, pero no es bíblico. También puede significar el hecho de caer postrado en adoración no necesariamente por una caída física.

En el viaje sucedió que, al acercarse a Damasco, una luz del cielo relampagueó de repente a su alrededor. Él cayó al suelo y oyó una voz que le decía:

—Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

—¿Quién eres, Señor? —preguntó.

—Yo soy Jesús, a quien tú persigues —le contestó la voz—. Levántate y entra en la ciudad, que allí se te dirá lo que tienes que hacer.

Los hombres que viajaban con Saulo se detuvieron atónitos, porque oían la voz, pero no veían a nadie. Saulo se levantó del suelo, pero cuando abrió los ojos no podía ver, así que lo tomaron de la mano y lo llevaron a Damasco. 

Hechos 9: 3-8

Jesús nació el 25 de diciembre ¡Falso!

Se desconoce con exactitud el año en que se produjó en nacimiento, pero algunos registros de una gran matanza de niños permiten ayudarnos a estimar que pudo haber sido entre el 5 y el 4 AC.

Por su parte, Jesús tampoco nació un 25 de diciembre. Más bien se estima que la fecha debe haber sido entre marzo y abril, aunque la misma es desconocida con exactitud. La fecha en la que actualmente celebramos la navidad fue instituida por el imperio romano como una manera de «hacer frente» a varias celebraciones paganas que tenían lugar ese día.

Moisés era tartamudo

La Biblia no especifica qué problema tenia Moisés (si acaso tenia uno) y por tradición se ha creído que era tartamudo, pero pudo haber sido problemas para hablar en público, nerviosismo, timidez al hablar a las masas, pudo ser retraído, pudo tener falta de elocuencia, dificultad con el idioma y por que no también tartamudez. Pero la Biblia no lo especifica cuál era su problema, así que no lo podemos asegurar que era tartamudo.

Señor, yo nunca me he distinguido por mi facilidad de palabra —objetó Moisés—. Y esto no es algo que haya comenzado ayer ni anteayer, ni hoy que te diriges a este servidor tuyo. Francamente, me cuesta mucho trabajo hablar.

Éxodo 4:10

Los Frutos de la carne y los frutos del Espíritu

La Biblia no habla que la carne tenga frutos, tiene obras. En cambio El Espíritu sí tiene fruto (en singular) no son varios frutos, es un sólo fruto.

Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Gálatas 5: 19-23

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *