El llamamiento al ministerio cristiano

Recuerda tu llamado al ministerio

Si estás sirviendo al Señor como ministro del evangelio, es sin duda porque en algún momento tuviste el llamado sobrenatural de Dios, es decir; no es tu decisión ni tu voluntad, simplemente fuístes puesto por Dios en el lugar en el que estás.

Partiendo de ese punto, veamos a continuación una serie de factores que te pueden ayudar a lo largo de tu carrera como ministro de Dios.

Trabajo difícil

Ser Ministro de Dios, es sin duda uno de los trabajos encomendados al hombre más difíciles que existen, claro que hoy en día los falsos siervos lo hacen ver como lo más fácil: Un negocio rentable, estable y lucrativo. Pero repito: Los falsos ministros.

Un verdero ministro llamado por Dios, sentirá difícil su trabajo por multiples razones, como por ejemplo: Tratar con las personas, horarios extenuantes para visitar enfermos, hermanos, predicar, etc. Sin mencionar que a la vez tiene que tener suficiente tiempo para preparar su predicación, y sin olvidar el tiempo enorme que debe tener a solas con Dios en oración y además evangelizar. Naturalmente tendrá su equipo de apoyo, pero el llamado por Dios es él, es decir; al final de cuentas la carga es del ministro.

El ministerio no se trata de lucrarse y hacerse rico con los diezmos y ofrendas, se trata de servir de la misma manera que Jesucristo lo hizo, con amor y paciencia hasta la muerte.

Cuando te sientas demasiado cargado con tu trabajo en un ministerio y no te estás lucrando de el, recuerda tu llamado. Eso es lo único que te mantendrá en pie. Fuistes elegido por Dios para llevar su palabra.

Recuerda porqué aceptastes el llamado de Dios

Obviamente no fué por dinero ni fama, fué por amor y obediencia. Un amor auténtico a tu Señor, pero también a las almas de las personas que ahora pastoreas. Ese amor debe de darte la misma energía del primer día aún cuando las cosas sean dificiles. Cuando todo vaya mal, recuerda la pasión que te motivó a decirle sí a tu Señor, eso te dará las energías que necesitas para continuar.

Un llamado especial, una misión especial

Re-lee: 4 errores fatales que arruinan los ministerios

Debes tener claro cuál fué tu llamado específico, a dónde te envío el Señor y con qué mensaje. Tienes que tener claridad en tu llamado y recordarto todos los días, no puedes estar desorientado sin saber lo que Dios quiere que hagas exactamente, de lo contario los resultados serán caóticos pues no sabes qué esperar.

Tus metas, tus objetivos y demás planes deben estar basados obviamente en alcanzar el propósito por el cual Dios te llamó, de lo contrario nada tendría sentido.

Llamado único

Usualmente Dios llama personas al ministerio, no familias. Si tienes el privilegio que toda tu familia te brinde absoluto apoyo está excelente, sino; recuerda que el llamado de Dios es individual.

Re-lee: 10 consejos para servidores

Tienes un camino que seguir, una meta donde llegar, una misión que cumplir.  Con todo el amor que le tienes a tu familia, debes recordar que el llamado al ministerio eres tú, a lo mejor tus hijos tendrán el suyo en el futuro o se dedicarán a otra cosa, tu esposa te puede apoyar; pero el llamado al ministerio lo tienes tú.

No debes olvidar esa parte para que siempre mantegas el liderazgo y la responsabilidad que se necesita. No ponga tu carga en las espaldas de otros.

Tristemente hoy en día es común ver muchos “ministros” que delegan absolutamente todo y ellos se quedan “supervisando” ¡que patético! Me pregunto si cuando el Señor entregue su galardón delegarán a alguien para que vaya a recogerlo ?

Si eres llamado por Dios al ministerio, ¡qué privilegio! cúmplelo de la mejor manera posible con humildad, con amor y sencillez y el Dios que te envío te ayudará en todo lo que necesites. Jamás te abandonará y permanecerá fiel a su llamado. Pondrá palabras en tu boca, dará salud a tu cuerpo y te dará las enormes energías que necesitarás para tan difícil tarea.

Tus pies son benditos y el guiará tus pasos, simplemente recuerda tu llamado al ministerio.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.