La Sana doctrina

Porqué es importante conocer la doctrina de la iglesia

Hoy más que nunca hay diversidad de doctrinas al escoger, diversidad de iglesias, denominaciones, sectas y obviamente diversidad de pensamientos. Es importante conocer cuál es la doctrina de tu iglesia.

La sana doctrina

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír (ganas de escuchar de todo), se amontonaran maestros (muchos) conforme a sus propias concupiscencias (sus propios interéses) y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (2 Timoteo 4:2-4)

La Biblia nos advertía sobre el peligro de no seguir la sana doctrina, y que las personas iban a tener ansiedad por escuchar “revelaciones nuevas” y que muchos “maestros” como hoy en día, muchos pastores, apóstoles, evangelistas y muchos más enseñana su propia “verdad”.

También en el Antiguo Testamento la Biblia nos hablaba sobre el deseo de “oir” la Palabra de Dios.

“He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la Palabra de Jehová. E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando (comezón de oír) palabra de Jehová, y no la hallarán” (Amos 8:11-12)

Sólo hay un evangelio

Debemos entender que NO hay varios evangelios, ni varias Biblias, la Palabra de Dios es una. Todos las sectas o denominaciones dicen tener la “verdad” y algunos tienen “su propia verdad”.

Pablo enseñaba que no había otro evangelio sino que hay quienes perturban y pervierten el evangelio de Cristo (Gálatas 1:6-7)

El motivo correcto para predicar a Cristo

Algunos predican a Cristo por diversos motivos, como necesidad económica, medio de vida, rivalidades, contiendas, DIVISIONES, envidias, fama, popularidad y mucho otros porque tiene un llamado de Dios.

“Algunos a la verdad, predican a Cristo por ENVIDIA y RIVALIDAD” ( Filipenses 1:15)

La Biblia manda predicar a Cristo por el motivo correcto: Buena voluntad, es decir por amor y obediencia al llamado de Dios. (Filipenses 1: 15,17 y18)

No permitas que te entretengan en tu iglesia, debes conocer a profundidad cuál es la postura de tu iglesia local sobre los diversos temas y comprobar si son los mismos principios que enseña la Palabra de Dios.

Qué enseña tu iglesia sobre:

  • La homosexualidad
  • El aborto
  • Vida después de la muerte
  • El matrimonio
  • La salvación
  • La santidad
  • etc.

Compara lo que dicen tus líderes con lo que dice la Palabra de Dios.

Los que se apartan de la verdad

Muchas personas estaban en la sana doctrina, pero tuvieron “comezón en los oidos” y comenzaron a escuchar toda clase de doctrinas descabelladas.

“Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros. Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas ” (1 Juan 2:19-20)

Cristo es la verdad

“Jesús le dijo: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.»” (Juan 14:6)

Cristo es la Verdad, la Biblia habla la verdad de Dios revelada a la humanidad, la única manera de no desviarse es leer regularmente la Palabra de Dios.

No interesa la opinión de un “ungido”, ni un “tele-evangelista”, la única opinión importante es la verdad. Lo que la Biblia dice se obedece, no se cuestiona.

No te dejes llevar por la fama de tu pastor, no te dejes llevar por los milagros que haga, por la forma “bonita” como habla, déjate llevar por la Palabra de Dios.

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” (Mateo 24:35)

Compara lo que escuchas con la Palabra de Dios y si tienes enseñanzas equivocadas sal huyendo de ese lugar.

Lee: Como identificar una secta

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.