No midas el progreso de los demás

Muchas veces pasamos tan ocupados en la vida criticando como avanzan las demás personas en la vida cristiana y esperamos que todos vayan a nuestro mismo paso; debemos comprender que no todos caminamos igual, y que cada persona tiene su propio progreso en la vida y su trato con Dios.

Si te crees muy santo, está bien. Pero no por eso cuestiones al que es menos santo que tú; si tan santo eres, dónde quedó la comprensión y el amor al prójimo  ?

No todos vivimos la misma vida, pensar eso es ridículo; la vida es muy diversa, todos vamos a distintos pasos, unos avanzan más rápido que otros en el evangelio, hay quienes van muy……lento pero al final van!

Cuando comenzamos a criticar la actitud de los demás, en realidad somos nosotros los que estamos mal. Estamos mal con pesar que todos deben ir a nuestro mismo ritmo, nada más absurdo !

Estamos mal porque estamos invirtiendo tiempo siendo entrometidos en la vida ajena en lugar de velar más por la nuestra.

Estamos mal porque estamos juzgando a las demás personas por no ser como nosotros somos…

y estamos mal con creernos superiores en actitud, en santidad y dejamos de lado la compasión y el amor, para comprender a las demás personas ya que a unos nos cuesta más que a otros el evangelio, la santidad, la pureza, etc.

Quién te crees que eres para juzgar a tu prójimo ? me gustaría escuchar tu respuesta… No tenemos derecho sobre las demás personas, todas son libre ! El que juzgará (incluido a ti) es Dios.

Así que por favor, comprende a tu hermano ! ayúdale, avanza despacio junto con el y corre junto con el que va avanzando a gran velocidad en la senda cristiana.

No menosprecies al cristiano de piernas cortas, al que camina despacio, lento por la vida, muestra cuan santo eres teniendo amor.

Y por favor: Preocúpate también por tu vida y no pases dedicando tanto tiempo al juzgar a los demás. Deja que Dios trate con cada persona, no te metas !

Si tu hermano todavía miente, todavía hace cosas indebidas, no es tan puro ni santo, si comete errores. Muéstrale amor, el amor de Dios. No lo juzgues por favor.

En las iglesias ya hay suficiente hipocresía, muestra hoy un poco de amor y da un sonrisa a tu hermano que lo necesita !

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.