la oracion

La Oración

La oración es el ejercicio espiritual a través del cual un creyente establece contacto directo con Dios. Conoce las distintas clases de respuestas que existen y los requisitos para recibir una respuesta.

A través de la Biblia Dios habla al hombre, a través de la oración el hombre habla a Dios.

La oración es posible sobre la base de parentesco que el creyente ha recibido como hijo de Dios (Romanos 8:15-17)

El sacrificio de Cristo le ha hecho posible el acceso a Dios (Hebreos 10:19-22)

La oración de manera general es hecha al Padre (Lucas 11:2; Juan 15:16; 16:23), en el nombre del Hijo (Juan 14:13-14) y por la gracia del Espiritu Santo (Efesios 6:18; Judas. 20).

Sin embargo, esto no significa que no se pueda elevar una oración directamente al Hijo (Hechos 7:59, Apocalipsis 22:20)

Lee: Orar aumenta el autrocontrol y la estabilidad emocional

Para poder recibir respuesta a la oración es necesario cubrir, al menos los siguientes requisitos:

  • Tener fe (Marcos 11:24; Hebreos 11:6, Santiago 1:5-7)
  • Estar en la voluntad de Dios (1 Juan 5:14)
  • Tener una vida pura (Salmos 66:18, Proverbios 28:9, 1 Juan 3:22-23)
  • Orar con fervor (Santiago 5:17, )
  • Orar con perseverancia (Lucas 18:1-7)
  • Orar específicamente por lo que se necesita (Marcos 10:51; Hechos 12:5)

Existen diversas clases de respuestas que se pueden recibir de Dios, las más importantes son:

  • Cuando no hay respuesta (Santiago 4:3)
  • Respuestas inmediatas ( Isaías 65:24)
  • Respuesas que se retrasan (Job)
  • Una respuesta diferente a la esperada (2 corintios 12:7-9)

La oración es un ejercicio en el que el cristiano debe poner especial empeño, pues de ella dependerá en buen medida su fortaleza espiritual

Lee: La oración cambia la actitud de las personas

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.