Esfuerzate y se valiente para ser cristiano

El esfuerzo que se necesita para ser cristiano.

Ser cristiano es más que profesar una religión ó tener un creencia.

Ser cristiano es estar comprometido con agradar a Dios permanentemente y serle fiel.

Ser cristiano es depender en absoluto de la Biblia, y de guardar en la medida de lo posible sus mandamientos.

Ser cristiano significa decirle NO al pecado, a la carne y a la vanidad y decirle SI a Dios y a su Palabra.

Ser cristiano es vivir para Dios y no vivir para el mundo.

Ser cristiano es poner primero los principios celestiales que los principios personales.

Ser cristiano necesita de esfuerzo y mucho sacrificio.

Hoy todos dicen ser cristianos aunque vivan en deshonra con Dios.

Es fácil asistir a una iglesia y vivir siempre en pecado, su palabra lo dice claramente:

“Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” (Mateo 7: 21-23)

Dios busca personas que se tomen en serio la santidad, que busquen agradarlo de una manera honesta y sencilla, Dios quiere adoradores en Espiritu y Verdad.

Dios no necesita nuestra adoración, él sigue siendo Dios con o sin nosotros.

Dios nos da la oportunidad de tener una reconciliación con él a través de su hijo Jesucristo.

Es de sabios tener en cuenta al Dios que nos ha creado.

Se necesita sabiduria para reconocer que hay vida después de la muerte y sería prudente tenerla asegurada con Dios.

Se necesita ser inteligente y listo para saber que este mundo no se creo por casualidad, tiene que haber un Dios creador detrás.

Se necesita ser lo suficientemente estúpido para no tomar a Dios en cuenta en nuestras vidas.

Se necesita ser lo suficientemente terco para vivir la vida loca creyendo que podemos ganarle a Dios.

Se necesita ser insensible para creer que Dios puede ser burlado.

Los que pelean contra Dios no prevalecerán

Haz un alto en tu camino y medita un poco si vale la pena volverse a Dios o no.

Se trata de tener gratitud con aquel que nos creó y no ser indiferentes con él, al final y al cabo es para nuestro bien.

Es inútil luchar contra Dios, nadie le puede ganar, toda lucha contra él está perdida! Es mejor aceptarlo.

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.