El matrimonio cristiano

El matrimonio cristiano

El matrimonio es la idea santa de Dios para ayudar a hombres y mujeres mutuamente. A continuación una reseña sobre qué dice la Biblia sobre el matrimonio cristiano.

A la luz de la Palabra de Dios, podemos decir esto sobre el matrimonio:

Es una institución divina que tiene como finalidad brindar una ayuda mutua a los cónyuges.

“Después, el Señor Dios dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Haré una ayuda ideal para él». ” (Génesis 2:18)

Permitir la satisfacción sexual de manera responsable y santa

“Sin embargo, dado que hay tanta inmoralidad sexual, cada hombre debería tener su propia esposa, y cada mujer su propio marido.

El esposo debe satisfacer las necesidades sexuales de su esposa, y la esposa debe satisfacer las necesidades sexuales de su marido.

La esposa le da la autoridad sobre su cuerpo a su marido y el esposo le da la autoridad de su cuerpo a su espoa.

No se piven el uno al otro de tener relaciones sexuales, a menos que los dos estén de acuerdo en abstenerse de la intimida sexual por un tiempo limitado para entregarse más de lleno a la oración. Despúes deberán volver a juntarse, a fin de que Satanás no pueda tenerlos por la falta de control propio.” (1 Corintios 7: 2-5)

“Pero si no pueden controlarse, entonces deberían casarse. Es mejor casarse que arder de pasión” (1 Corintios 7: 9)

Posibilitar la reproducción de la raza humana

“Luego Dios los bendijo con las siguientes palabras «Sean frutíferos y multiplíquense. Llenen la tierra y gobiernen sobre ella.  Reinen sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que corren por el suelo»” (Génesis 1:28)

El matrimonio se da entre un hombre y una mujer solamente y nadie debe tener más de un cónguye a la vez

“…debe ser un hombre que lleve una vida intachable. Debe ser fiel a su esposa… ” (1 Timoteo 3:2)

  • El matrimonio se hace efectivo a través del acto legal llamado: “matrimonio civil” La iglesia no puede “casar” ya que legalmente ya están casados previamente. (Esto puede variar dependiendo de las leyes de cada país.)

“Toda persona debe someterse a las autoridades de gobierno, pues toda autoridad proviene de Dios, y los que ocupan puestos de autoridad están allí colocados por Dios.” (Romanos 13:1)

  • La ceremonio religiosa que se oficializa en la iglesia solo tiene como finalidad presentarlos ante Dios y los miembros de la iglesia y orar por ellos.

El creyento solo puede casarse con una persona creyente

“No se asocien íntimamente con los que son incrédulos. ¿Cómo puede la justicia asociarse con la maldad? ¿Cómo puede la luz vivir con las tinieblas? ¿Qué armonía puede haber entre Cristo y el Diablo? ¿Cómo puede un creyente asociarse con un incrédulo?” (2 Corintios 6:14-15)

El matrimonio no puede contraerse dentro de los grados de consanguinidad o afinidad señalados en las Escrituras

Leer todo Levítico 18 sobre prácticas sexuales prohíbidas

El matrimonio se contrae para toda la vida, y únicamente puede ser disuelto por las siguientes razones:

  • 1- Muerte

Cuando uno de los cónguyes muere, el matrimonio se disuelve y es opcional volver a casarse o quedarse sólo por amor a la pareja fallecida.

“Por ejemplo: Cuando una mujer se casa, la ley la une a su marido mientras él viva; pero si él muere, las leyes del matrimonio ya no se aplica a ella” (Romanos 7:2)

“Una esposa está ligada a su esposo mientras el esposo vive. Si su esposo muere, ella queda libre de casarse con quién quiera , pero solamente si ese hombre ama al Señor” (1 Corintios 7:39)

“Así que yo aconsejo a estas viudas jóvenes qeu vuelvan a casarse, que tengan hijos y que cuiden de sus propios hogares. Entonces el enemigo no podrá decir nada en contra de ellas.” (1 Timoteo: 5:14)

  • Infidelidad

En caso de adulterio después del matrimonio, la parte ofendida debe procurar la restauración de su cónguye y del matrimonio otorgándole perdón completo cuando así lo solicité la persona que incurrio en la falta a fin de preservar la unión matrimonial y cumplir con la voluntad de Dios.

Si el ofensor persiste obstinadamente en su infidelidad y no puede ser remediada bajo ningún término, la parte inocente puede promover el divorcio si así lo desea; y después, puede volver a casarse.

“Pero yo digo que un hombre que se divorcia de su esposa, a menos que ella haya sido infiel, hace que ella cometa adulterio; y el que se casa con la divorciada también comete adulterio”( Mateo 5:32)

“Y les digo lo siguiente: el que se divorcia de su esposa y se casa con otra comete adulterio, a menos que la esposa haya sido infiel.” (Mateo 19:9)

Ahora que ya conoces más sobre el matrimonio, comprenderás lo SERIO que es para Dios, por lo tanto un cristiano también debe verlo con los mismos ojos de seriedad y no tomarlo a la ligera.

Honremos el matrimonio, es amor eterno, nació en el corazón de Dios, trabajemos DURO por que sea un matrimonio lleno de paz y felicidad permitiéndole a Cristo ser el centro de nuestras vidas. Amén.

Evita la infidelidad en tu matrimonio

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.