Amor propio

El amor propio en los cristianos

Parece que amarse uno mismo ha sido dejado de lado y hacemos más énfasis en amar al prójimo. Pero ¿Cómo podemos amar a otros si no nos amamos a nosotros mismos?

Dios te ama. Todo lo demás carece de importancia. Si Dios te ama, todo tiene sentido y todo está en el lugar correcto. La segunda persona que debería de amarte eres tú mismo. El amor propio es básico y fundamental.

Ámate a tí mismo

Eres alguien especial para Dios, eres único, eres excepcional, diferente y valioso para Dios.

Con eso ya tienes para ir a conquistar tus sueños y metas, Dios está contigo, eres como la niña de sus ojos, eres tan importante para Él, eres súper especial y diferente.

El cuida de tu vida porque te ama, envió a su hijo a morir en tu lugar porque te ama, está profundamente enamorado de tí ¿Cómo te hace sentir eso?

Debería inyectarte energía cada día; valor, coraje y ganas de triunfar. Debería llenarte de fuerzas ante las adversidades y hacerte sentir lo que en verdad eres: MUY IMPORTANTE !!!

Por otro lado tu deberías ser tu propio fans y estar muy a gusto contigo mismo.

Si careces de amor propio y no te valoras dificilmente podrás ver cosas en verdad valiosas en la vida. En amor propio te dará autoestima, te darás valor a tí mismo y no tendrás envia de nadie y ni te compararás con nadie porque comprenderás que no hay nadie como tú. ¡Eres único!

Esto incluye tus defectos, tus virtudes, tus manias, etc. Conócete a tí mismo y ámate mucho. Cambia para mejorar en lo que puedas, conviértete en la mejor versión de tí mismo pero por favor: ¡¡ÁMATE !!!

Amarse uno mismo no es egoismo

Es conocer el valor que tenemos y así puedemos amar a los demás

Amarse uno mismo es estar agradecido con Dios por habernos creados y darnos la oportunidad de vivir para Él.

Con todo esto, ya podrás ir por el mundo a amar al resto de la humanidad y comprender que si algunas veces te dañan es porque esas personas carecen de amor propio y por lo tanto tampoco lo pueden dar.

Los que son egoístas en realidad son inseguros. El amor es más comprensible.

Amarse uno mismo no es egoismo.

Gloria a Dios por tanto y tanto amor, bendito su nombre.

Ahora difunte este mensaje de amor de Jesucristo.

No es que tengamos baja estima, pero nos encantaría un like si te gustó. 🙂

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.