crecimiento-espiritual-portal-cristiano

Como crecer espiritualmente

El crecimiento es lo más necesario en todas las áreas de la vida, y en el área espiritual es aún más importante. No podemos ser niños espirituales todo el tiempo. Debemos madurar y dar frutos. Aprende aquí algunos consejos para lograrlo en menos tiempo.

1- Búsqueda seria de Dios

Es absurdo pretender crecer espiritualmente si antes no has decidido ser en verdad un seguidor de Cristo genuino. Primero debes entregarle en cuerpo y alma a Él para luego seguirlo en serio como debe ser.

El crecimiento espiritual es simplemente el resultado de hacer las cosas sinceramente. Si con sinceridad buscas a Dios sin ninguna duda lo encontrarás.

Si juegas al evangelio jamás crecerás y siempre serás inmaduro espiritualmente.

2- Búsqueda seria de la santidad

Siguiendo con el concepto anterior, no puedes pretender agradar a Dios si primero no cambias el tipo de vida que llevas y que sabes que a Dios no le agrada.

Si quieres crecer espiritualmente, la prioridad es abstenerte de pecar y tratar de vivir en santidad lo más que puedas.

Dios no puede usarte si tu vida está llena de pecado y contaminación.

3- Congregarse, orar y leer la Biblia

Asiste frecuentemente a tu iglesia, ora todos los días y nunca, nunca, nunca dejes de estudiar la Biblia. Haciendo esto crecerás en conocimiento y por consecuencia crecerás espiritualmente.

Si algo de lo anterior no está presente en tu vida, la fórmula no estará completa y serás un “enano espiritual”.

4- Pensar, pensar y pensar (meditar)

Debes tener criterio propio. Debes pensar por tu cuenta, debes entender la Palabra de Dios y hacerte preguntas, debes consultar con tu pastor, debes tener curiosidad, debes investigar, leer, leer y leer.

5- Practicar, practicar y practicar (servir)

Todo lo anterior sería inútil si no lo pones en práctica. El servicio a Dios debe estar presente siempre. Si no practicas lo que sabes, jamás podrás crecer plenamente.

Es importante desear el crecimiento espiritual y sobre todo TRABAJAR por alcanzarlo.

No puedes “orar” por crecimiento espiritual, mejor pon manos a la obra y adelante !

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.