ayuda a tu projimo

Amor a Dios y amor al prójimo

Las personas que aman a su prójimo (o al menos lo intentan) también intentan tener amor por Dios. El amor que se demuestra al prójimo va de la mano con el amor que se tenga por Dios. Lo que hagas por tu prójimo lo haces también por Dios. En Cambio si te importa un bledo tu prójimo tampoco puedes tener interés genuino por Dios.

No podemos llenarnos la boca diciendo cuanto amamos a Dios pero ofendemos a las demás personas, criticamos, somos odiosos, blasfemos, malcriados, y la lista sigue…

No podemos decir que amamos a Dios que nunca hemos visto, si ignoramos a nuestros semejantes que vemos siempre; sino prestamos atención a las necesidades del necesitado y desprovisto.

No podemos decir que amamos a Dios sino cuidamos el medio ambiente que Él mismo nos ha dado y nos importan un pepino la creación.

No podemos amar a Dios y somos crueles con los animales, las mascotas, las aves, y todo lo que nos rodea que al final son seres vivientes igual que nosotros.

El amor hacia Dios se demuestra en el BIEN que hacemos a los demás y en el MAL que no hacemos a nadie.

Si ayudas a las demás personas cuando lo necesitan de manera oportuna sin esperar nada a cambio en verdad estás en proceso de amar a Dios de corazón, porque Dios es amor.

Si pudiendo hacer el mal no lo haces, ¡Vas muy bien!

Si pudiendo hacer el bien no lo haces…. Necesitas mejorar.

A Dios le agradas haciendo bien a otros y dejando de hacer el mal pudiendo hacerlo.

Deja de ser tramposo, estafador, se correcto en tus acciones, ¡respeta a tu prójimo!

Es cierto que no se puede andar repartiendo besos y abrazos para todo el mundo, pero al menos no hagas el mal por amor a tu prójimo. Eso es lo que le agrada a Dios.

Puedes hacer el bien tan solo con dejar de hacer el mal…

Mira todo con respeto: La flora, la fauna, la creación, las personas, los niños, los ancianos, los jóvenes… TODO y comenzarás a disfrutar de la verdadera comunión con Dios.

El amor hacia Dios inicia con amar a tu propia familia, perdona, olvida, respeta, desea el bien para todo el mundo y eso es lo que la vida te devolverá.

Por favor: Colabora con este mundo dejando de hacer el mal, aún y cuando te cueste hacer el bien. Si a esto le sumas: Dejar de hacer el mal y tratar de hacer el bien; está mejor.

Compártelo y tratemos de hacer un mejor lugar para vivir…

 

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.