El llamado al ministerio cristiano

10 consejos para servidores cristianos

Si tienes le privilegio de servirle a Dios en algún Ministerio, debes hacerlo eficientemente. No puedes olvidar estos principios básicos:

No abuse de su autoridad.

Servir es un privilegio, no un empleo. Trate de la mejor manera a las personas que le rodean, no haga uso de su nombramiento para imponer su voluntad, nada está por encima de Dios.

Haga todas las cosas con amor.

El lugar en el que está es temporal, un día estará en otro nivel; la mejor idea es dejar excelentes recuerdos de su posición actual y sobre todo dejar amigos.

No se obsesione con su cargo.

Trabaje con sencillez de corazón, sin altivez ni arrogancia.

De el ejemplo, viva como es digno de un servidor.

Viva en santidad y pureza en la medida de lo posible, sea alguien digno de imitar y recordar.

Nunca jamás descuide la familia.

La familia es el origen de todo, no su ministerio. Antes de tener buenos resultados en la iglesia los debe tener en el hogar, tener sus hijos con sumisión y sobre todo en amor.

Lea las instrucciones de su cargo, están en La Biblia.

Su señor es Dios, y las instrucciones están en las Escrituras, si hace caso omiso es que se cree que ya lo sabe todo… nada más alejado de la realidad.

Sea sencillo, no es un superhéroe.

No puede cargar el mundo sobre sus espaldas, el mundo le pertenece al Señor, no viva una vida estresante, su trabajo es servir con amor y listo! El resto lo hará el Señor.

Lee esto: Una fe sencilla

Nunca jamás se enoje, no hay motivo.

No grite, no se altere, no es un jefe ni los miembros son sus empleados. Antes bien imite a Jesucristo en el liderazgo.

Siembre, no se canse de sembrar.

Siembre paciencia, amor, sencillez, humildad, santidad. Si todo lo anterior no le gusta… mejor evalúese a ver si todavía está en la fe; sino nunca es tarde para reconciliarse con Dios.

Ubíquese, no tiene nada de que jactarse.

No lastime a la gente que lo ama, su familia, sus hermanos en la fé, etc. no viva arrogantemente la vida sigue igual, nada ha cambiado, viva con los pies sobre la tierra. Cuando se sienta muy grande trate de detener el viento haber si puede….

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.